Me juré que nunca más hablaría de ese señor de barba cuidada y uniforme verde olivo que capó *...